Hermanas Pasionistas Argentina

Hermanas De La Santa Cruz Y Pasion De Nuestro Señor Jesucristo

Arrow
Arrow
ArrowArrow

COMUNIDAD NUESTRA SEÑORA DE ITATI | Corrientes

ComunidadesCorrientes

La Comunidad “Nuestra señora de Itatí”, está inserta en un barrio periférico de la ciudad de Corrientes capital.

En la comunidad de corrientes se encuentra animando la Hna María del Carmen junto con laicos que acompaña la misión.

La comunidad “Virgen, Maria de Itati”, ya cumplió los 10 años de inserción en un barrio marginal de la ciudad capital de la ciudad de Corrientes capital, llamada “Barrio Popular”.

El objetivo para este año es :

“el Carisma es un Don que se nos a dado para Servicio de la Iglesias y del mundo” (Al. Nº2 de las hnas.)

Es por eso que como objetivo la comunidad se compromete a:

  • “Compartir la Espiritualidad con los laicos y desde allí fortalecer la Misión”.
  • Fortalecer el Trabajo en Red con otras Instituciones: Esculas, Ong, Parroquias,etc.

MISIÓN:

*Grupos de laicos que una vez por mes se juntan para seguir formándose en:

  • Espiritualidad Pasionista.
  • Lectura orante de la Palabra.

*TALLERES:

  • Talleres de Manualidades.
  • Taller de Computación.
  • Apoyo escolar

*Grupos:

  • De niños, Adolescentes y jóvenes.
  • Objetivo: “Formación para Lideres Comunitario”

*Proyecto en Red con Pastoral de Adicciones: “Fútbol en positivo”, para adolescentes y jóvenes en riego y consumo de drogas.en este momento están participando 20 adolescentes y jóvenes del barrio, un profesor de futbol acompaña al grupo.

* Talleres de oración y lectura orante de la Palabra en parroquia.

 

COMUNIDAD NUESTRA SEÑORA DE LUJAN | Boulogne DIOCESIS DE SAN ISIDRO

BulogneComunidades

Comunidad “Nuestra Señora de Luján” Bulogne Buenos Aires

Quienes integramos la Comunidad Nuestra Señora de Luján: Andrea CP, Angélica CP y Florencia CP vivimos en el Bajo Boulogne, un barrio periférico del Gran Buenos Aires ubicado al borde de la ruta Panamericana y del Camino del Buen Ayre.

Una de las características más particulares del barrio está en la cantidad de personas que viven en él, lo cual conforma además, una de sus grandes problemáticas: el hacinamiento y la gravedad habitacional en materia de infraestructura y falta de privacidad dificultan enormemente la convivencia e imposibilitan un proyecto de vida personal y familiar. Es muy posible encontrarse con 4 o 5 familias viviendo en un mismo terreno en condiciones infrahumanas.
La adolescencia y la juventud transcurren en las esquinas, por lo general a la noche, en grupos segregados consumiendo algún tipo de sustancia.

En medio de esta realidad, nuestra vida cotidiana se nutre de la experiencia del Crucificado en el compartir las búsquedas, las andanzas, los sueños y los mates con los vecinos y, también, en la fragilidad y la estigmatización de los jóvenes que padecen la droga, el alcohol, la violencia física y la marginalidad social. La realidad de estos jóvenes y adolescentes nuclea nuestra misión en un proyecto concreto en el cual estamos insertas, el proyecto “De la Esquina al Trabajo Digno”, el cual acompañamos desde diferentes ámbitos: como operadoras de calle visitando a las familias en sus casas, sobre todo a las mujeres en situación de vulnerabilidad de su derechos de vivienda y acceso al trabajo; acompañamos el espacio de la casa de día, que apunta a poder facilitar en los jóvenes la oportunidad de emprender un proceso de recuperación y de abandono del consumo, que se concreta luego en la experiencia de inserción en el campo laboral, ayudándolos y acompañándolos a encontrar un proyecto de vida, SU proyecto de vida.

También acompañamos el trabajo de los Banquitos Solidarios – junto a dos mujeres que vienen de la Capital Federal – en la promoción de adultos que buscan comenzar a trabajar en micro- emprendimientos pensados por ellos mismos: kioscos, costura, venta de ropas usadas, artesanía, etc. con el objetivo de promocionar la cultura del trabajo y de desarrollar al máximo el potencial emprendedor de los trabajadores.

Por último, llevamos adelante un proyecto de mejoramiento de viviendas y condiciones habitacionales de familias del barrio llamado “Fortalecimiento Familiar”, mediante un proceso de acompañamiento y evaluación de las situaciones, en conjunto con mujeres y varones profesionales y voluntarios del Colegio Michael Ham de Vicente López. Este proyecto apunta a fortalecer la vida familiar, que se enraíza fuertemente en un espacio propio y básicamente habitable, considerando que lo edilicio también dignifica y promueve esa vida familiar.
Estamos muy cercanas a la comunidad de la Parroquia Santa María del Camino y con ellos y con los Sacerdotes compartimos el acompañamiento del proyecto de la Casa del Joven.

Las Hermanas Pasionistas asumimos como nuestra la opción de Jesús por los más pobres. La vida inserta tiene la hermosa posibilidad de celebrar el crecimiento y el andar de las personas con las que trabajamos, sus logros, sus sueños y utopías. También contiene el enorme desafío de luchar con ellos por una vida más justa, más fraterna y más humana.

 

La comunidad

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestro Barrio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Casa del joven – proyecto De la Esquina al Trabajo Digno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Equipo de trabajo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Almuerzos amigales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • 1
  • 3
  • 4